El Propósito de la vida: la FELICIDAD, Cómo alcanzarla  

Después de todo lo que importa es  la felicidad que se haya podido brindar y la vivida, más  la felicidad implica una espiritualidad que se trasciende a sí misma y a las propuestas  egoístas de la  existencia común,  para desarrollar está capacidad de  ser feliz,  es pues necesario recorrer un camino de crecimiento espiritual, el espacio donde ocurre tal proceso es la vida.

Aun si el promedio de vida es de 70 u 80 años, es   una experiencia transitoria sin embargo,   los frutos que de ella quedan son trascendentes,  en algún momento de la existencia los seres humanos hacen un balance de esos frutos, se preguntan qué han logrado, qué tanto han avanzado o que tan felices o fecundos han sido.

 

Cuando las preguntas existenciales surgen las respuestas pueden ser muy variadas, así sí el resultado del balance no es alentador  y la persona toma consciencia de que  probablemente ha vivido muchos momentos de alegría, más no fue,  ni es  feliz o  tampoco   brinda felicidad, e incluso sabe que deja en sus familiares y/o conocidos recuerdos,  huellas de amargura, tristeza y sufrimiento por la manera cómo actúa, tiene ante sí una gran oportunidad de darle un mejor propósito a su existencia: aprender a vivir en estado de felicidad. 

 

También como corolario de los cuestionamientos acerca del valor  de  la propia existencia, las personas se dan cuenta de  que lo transcendente está por encima de la cantidad de bienes , títulos, premios,  renombre,  dinero que en la vida se tenga,  pues tales artificios no proveen por si solos  de felicidad.

 

Dado que todos los seres humanos anhelamos  ser felices es importante aprovechar las ocasiones que la vida nos presenta para hallarla,  algunas de ellas son:

 

  1. Las vivencias propias sean estas positivas o adversas, lo importante   es la actitud con la que se asumen, el valor  positivo o negativo de una determinada experiencia se lo otorga cada persona, la experiencia por si misma carece de valor, un ejemplo sencillo es éste,  frente a un   helado de vainilla y frutos rojos, Usted puede pensar “oh que cosa tan nociva para la salud, todo ese huevo y azúcar, conservantes, si lo como  enfermaré”  o puede pensar  “ oh que delicia esto es lo mejor que  me sucederá hoy”

 

2.      Las experiencias de otras personas  pueden servir de modelo, de ellas se puede aprender para imitarlas si se trata de las positivas y  evitarlas si se trata de las negativas, pero también existe el aprendizaje por contraste, por ejemplo ver a alguien tratando de obtener alta productividad de sus empleados maltratándolos, por supuesto no es un ejemplo a seguir y puede aprender de él que para obtener los resultados deseados, no es necesario maltratar a las personas, en consecuencia adoptar un comportamiento de persuasión con el que seguramente obtendrá mejores efectos.

 

3.  Las lecturas de libros de espiritualidad, artículos de auto-ayuda, escuchar o ver películas de vidas ejemplares, hablar con personas altruistas, ayuda a desarrollar el criterio frente a la trascendencia de las acciones humanas, también sirven para aprender qué y cómo lo lograron esas personas.

 

4. La reflexión y la meditación, contribuyen en gran medida a desarrollar  valores como la compasión, generosidad, paz, bondad, honestidad, etc., valores hoy más necesarios que nunca.  

 

5.   Iniciar conscientemente el proceso de crecer espiritualmente, esto involucra conocerse  a sí mismo,  vivir bajo el principio de realidad,  permanecer en el presente,  sobreponerse a heridas del pasado,  resarcir a otros por el dolor causado,  perdonarse a  si mismo,  prescindir del ego,  cambiar hábitos malsanos,  etc.

 

6.  El contacto con otros seres vivos ya sea mascotas o ver cómo se comportan los animales, apreciar la flora y la naturaleza permite desarrollar en los humanos la comprensión del valor de la vida, a entender que todos los individuos estamos interconectados en la misma red y por tanto la felicidad o la infelicidad de cada ser en este planeta es algo que nos concierne a todos; siendo así absurdamente ridículo pensar que se puede ser feliz a costa de otros. 

En síntesis vale la pena aprovechar la existencia para desarrollar cada día la plenitud de seres humanos, sabiendo que la felicidad no se mide en términos de cantidad, sino de calidad y que para hallarla es necesario alcanzar el nivel de conciencia plena.

  

 ¿Qué opina?, ....  ¿Qué  lo hace feliz?

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Dilsa Rojas (martes, 29 septiembre 2015 20:44)

    El articulo me deja como reflexión que muchas veces aprendemos por contraste pero también es necesario inspeccionar que cosas hacemos mal y como podemos cambiar, sobre todo ir haciendo, cambiando poco a poco para llegar a la felicidad... y como la felicidad no se mide con cantidad al menos que la mayor cantidad de tiempo sea para disfrutar de los placeres que nos da la anhelada felicidad.

  • #2

    dilsa Rojas (martes, 29 septiembre 2015 20:49)

    Me hace feliz deleitarme con la belleza que me da el observar la naturaleza..
    Me hace feliz ver en los ojos de a quien amo brillar y corresponder a mi amor y cariño..
    También me hace feliz poder hacer todas las cosas agradables que mis sentidos pueden percibir en el momento que los quiero saciar o calmar.
    Me hace inmensamente feliz sentirme amada... y por supuesto sentir amar.

  • #3

    Juan Acevedo (jueves, 24 diciembre 2015 20:39)

    Muy buen articulo, reflexiona sobre las cosas que realmente lo hacen feliz no importa si en el momento en que suceden no lo vemos de tal forma, en ocasiones el ser humano solo recuerda los obstáculos que lo hacen infeliz. o al estar con personas que todo momento están recordando esas situaciones, eso lo auto-destruye, no ven lo hermoso de la vida al estar en un ambiente de felicidad se abren los caminos a la prosperidad y seguir unos pasos tan sencillos para alcanzar la felicidad en mi caso lo mayor es estar con la familia, con amigas que lo impulsan a ser mas y a disfrutar cuando uno sale a pasear.

  • #4

    Fanny Gómez (sábado, 10 febrero 2018 18:27)

    Opino que son bonitos todos esos pensamientos, yo quiero ser feliz y me hago propósitos cada año, sin embargo en muchas ocasiones no logro demasiado, eso me pone triste hago un balance y me doy cuenta que no soy constante no se como dejar de saltar de una cosa a otra.